Monición de despedida al Arzobispo D. Antonio Cañizares

Lo que en otro momento hubiese sido un formulismo, hoy, después de más de quince jornadas de Visita Pastoral, este saludo toma carne y lo podemos decir de corazón: Apreciado D. Antonio.

El sábado 2 de mayo, día del  inicio de esta Visita a nuestro Arciprestazgo, y con la inicial dosis de expectativas y expectación yo leía estas palabras : el verdadero interés del Sr. Cardenal es encontrarse con la realidad no maquillada de nuestras comunidades, y su deseo de hacerse cercano a todos, niños, jóvenes, adultos y a los más dependientes como ancianos y enfermos; cercano a los sacerdotes, comunidades religiosas  y a los agentes de pastoral. También es su deseo visitar los lugares que tengan un significado importante para la localidad y a los miembros de las instituciones que realizan un servicio a la sociedad alcoyana.

Hoy, y con las mismas palabras que pronunció Cristo al llegar al culmen de su misión, decimos: TODO ESTÁ CUMPLIDO. O dicho de forma más sencilla: le hemos visto disfrutar especialmente con los niños, con los enfermos.. Interesarse por cada realidad..

En estos días de la Visita al Arciprestazgo Mare de Dèu dels Lliris usted ha ido sembrando en diversas comunidades  algunas propuestas y sugerencias pastorales. Y entendemos que ahora es el momento de dejar paso al discernimiento. Y con Teresa de Jesús el momento de la “determinada determinación”.Sr. Cardenal, decíamos que esta Visita la iniciábamos con muchas expectativas y con mucha expectación. Decir esto es preguntarnos:

¿Qué esperamos?. Entendemos que  la Visita es un momento en el que siempre se viven experiencias que marcan la vida de las comunidades, de los pueblos y de las personas. Y las hemos vivido.

Su paso  por  cada comunidad no nos ha dejado indiferentes.  Y  anhelamos que marque y al mismo tiempo apague cualquier escepticismo ante una próxima visita Pastoral.

D. Antonio hemos querido fotografiar verbalmente algunas de las huellas de su paso por Alcoi  y esta es la imagen que hemos obtenido: cercano, interesado por todas las realidades, sencillo, sabe escuchar, abierto a preguntas, ideas claras y centrales, anima, alienta…

Para muchos ha sido un ejemplo el ver como usted afrontaba las distancias, las largas jornadas y el intenso programa de esta Visita hasta hacernos exclamar con palabras de resonancia bíblica:

“Verdaderamente este es el buen Pastor que da la vida por sus ovejas”.

Gracias Señor. Gracias D. Antonio!!